Canelones de atún

Imagen de Anuska
Ingredientes: 

25 placas de canelones precocidas
3 latas de buen atún en aceite tipo Ortiz.
½ kg tomate frito Orlando (quizá tengamos que utilizar algo más por ello siempre compro dos por si acaso, depende un poco de lo que uno le quiera poner).
Aceite
2 huevos duros.
1 bolsa pequeña de queso rallado
1 bolsa pequeña de queso parmesano rallado
1 bolsa pequeña de 3 quesos.
Besamel.
Pongo marcas porque he probado con otras y no me sale igual, pero sobre todo lo importante es que sea un buen atún.

Dificultad: 
Difícil

Cocer los huevos y reservar.
Cocer las placas de canelones (metiéndolas una a una) unos dos o tres minutos, si son precocidas, y unos 6 u 7 si no lo son, en agua hirviendo con sal y un chorro de aceite para que no se peguen unas a otras.
Poner un paño limpio (tela) sobre la encimera y sacar las placas una a una y como si fuera un puzzle colocarlas en el paño sin que toquen unas con otras.
Truco: Para sacar las placas sin que se rompan utilizar dos espátulas, o en su defecto, cucharas pero siempre de madera para que no se partan.

Relleno: Trocearemos 2 huevos en daditos pequeños, y en un bol, mezclaremos el atún desmenuzado de las latas, con el huevo y con un “chorretón” de tomate, hasta crear una mezcla ligada y jugosa.
Nota: Normalmente no haría falta tanto relleno, pero es que ya veréis que entre prueba y prueba, y si hay niños por medio, a veces hasta faltará relleno.

Una vez cocidas las placas y realizado el relleno, buscaremos o la bandeja del horno, o una de cristal tipo pirex con bordes más altos (yo utilizo ésta última).
Pondremos un poco de tomate frito como “cama” de los canelones. Después en las placas ponemos con una cuchara de café el relleno (más o menos colmadas) y hacemos un rollito de tal manera que el cierre de la placa quede en la parte de abajo al colocarlos en la bandeja. Iremos poniendo uno a uno, en dos filas hasta completar la bandeja. Reservamos.

En este momento realizamos la besamel (podréis ver cómo en el apartado de salsas), un poquito espesa. Y cuando esté la echamos por encima de los canelones hasta que se cubran.

Echamos las tiritas de la bolsa de los 3 quesos de manera homogénea por toda la bandeja, y luego utilizamos las dos bolsas de queso rallado previamente mezcladas en un bol aparte. Espolvoreamos e introducimos en el horno (previamente calentado 10 minutos a 220º) durante unos 20 minutos, y 5 para gratinar (la parte de arriba debe estar marroncita).

Yo creo que no es difícil de hacer, pero sí muy elaborada. Espero que os guste... mi hermano Caesar... se chupa los dedos cuando los hago jejeje.