Palmeritas de hojaldre

Imagen de Anuska
Ingredientes: 

- Una base de hojaldre fresco cuadrada y azúcar.

Dificultad: 
Fácil

He descubierto por casualidad en un blog esta receta y después de haberla probado, os aseguro que es espectacular cómo quedan y es facilíiiisima. Bueno, al lío...

En primer lugar precalentamos el horno arriba y abajo a 210º (es importante que esté a esta temperatura porque si no, el hojaldre no sube). Mientras se calienta ....
Vamos a espolvorear bien de azúcar la mesa de trabajo, en un espacio más o menos igual de grande que la base de hojaldre. Extendemos el hojaldre encima del azúcar y con un rodillo (o una botella límpia) presionamos bien para que el azúcar quede impregnado en la base, estirándo un poquito la masa. Una vez hecho esto, con un cuchillo cortamos la masa en dos partes iguales a lo largo.
Tomamos la primera parte y desde la base y hasta la mitad del trozo cortado, comenzamos a hacer un rulito, enroscando sobre sí misma la masa, y presionando un poco el rulito. Una vez llegado a la mitad, hacemos lo mismo con la otra parte de la masa hasta que queden dos rulitos en el centro. Hacemos la misma operación con el otro trozo que hemos reservado. Ya tenemos la forma que tendrán las palmeritas.
En la bandeja del horno, habremos puesto papel vegetal (podéis aprovechar el que viene con la masa de hojaldre), y la tendremos preparada para ir poniendo las palmeritas.
Para realizar las palmeras, realizaremos cortes en el hojaldre que hemos preparado, de un cm aproximadamente con un cuchillo que corte muy bien, y haciendo el corte de una sola vez para que el hojaldre suba sin problemas, y colocaremos cada una de las palmeritas sobre la bandeja del horno con separación entre unas y otras, para que no se peguen cuando suban.

Las metemos en el horno, a 210º durante unos 15-20 minutos.

Como consejo os diré que quedan mucho mejor si a los 8-10 minutos dais la vuelta a las palmeritas una a una con unas pinzas.
Sugerencia: Si comprais un poco de cobertura de chocolate y la fundís al baño maría, podréis bañar las palmeritas en chocolate y deleitar a vuestros comensales aún más!!!

Os lo aseguro nadie se creerá que las habéis hecho vosotros (con lo sencillísimas que son) y están espectaculares!!!!