Salsa holandesa

Imagen de jfr
Ingredientes: 

Para hacer la salsa holandesa las proporciones son:
2 yemas de huevo por cada 50 gramos de mantequilla clarificada.
sal y unas gotas de limón o vinagre.

Dificultad: 
Difícil

Para clarificar la mantequilla, tienes que calentarla para que se funda sin que llegue a hervir.
Le sacas la espuma de encima, que son las impurezas que tiene con una cuchara, luego la cambias de cacharro con cuidado, para que no se te mezcle lo del fondo que es el agua.
Te quedas solo con la materia grasa.
Pones las yemas, la sal y el vinagre en un cazo al baño María, batiendo con una varilla para emulsionarlas.
No tienen que hervir, sino se te cuajarían, solo templarlo.
Cuando están espumosas, tienes que ir añadiendo la mantequilla, que esté a la misma temperatura que las yemas, batiendo sin parar y controlando la temperatura, retirando del fuego si está muy caliente.

Es como hacer una mayonesa pero con mantequilla en vez de aceite, pero esta salsa tiene que ser para el momento, es difícil conservarla